Home / Cultivo / La agricultura ecológica, ¿por qué es importante?

La agricultura ecológica, ¿por qué es importante?

alimentos de agricultura ecológica

 

Usar la agricultura ecológica no significa volver a la época de las cavernas, sino todo lo contrario. Mucha gente piensa que la agricultura ecológica se basa en producir alimentos como en el siglo diecinueve. Sin embargo, pese a que la agricultura ecológica está vinculada a formas tradicionales de producción de alimentos, se utilizan modernas técnicas y sistemas de cultivo. Esto hace que exista toda una vanguardia en las formas de producción de alimentos biológicos.

¿Cuáles son los principales beneficios de la Agricultura Ecológica?

Este tipo de agricultura se caracteriza fundamentalmente por no usar productos químicos durante el cultivo y producción de los alimentos. Gracias a la ausencia de químicos se evita contaminar el suelo y los alimentos que llegan al mercado tienen un mayor número de nutrientes.

La salud del planeta

La agricultura ecológica favorece la biodiversidad. Esto se debe a que se promueve el cultivo de especies locales. Además, hay que añadir, con la agricultura ecológica se evita la contaminación del suelo por productos químicos, fertilizantes, plaguicidas o insecticidas. En general es mucho más respetuosa con el entorno al evitar la sobreexplotación de recursos naturales y minimizar el uso de químicos, combustibles fósiles o de maquinaria pesada.

 

ppatata de producción ecologica

Nuestra salud

 Al evitar el uso de químicos, se evita también que estos acaben en nuestro cuerpo. Productos que, a largo y medio plazo, pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Los plaguicidas e insecticidas

 El cultivo ecológico es más respetuoso con otras especies gracias a que no se usan insecticidas. Así pues, permite que otras especies puedan convivir con este tipo de producción. Gracias a esto, por ejemplo, se evita eliminar a las abejas (actualmente en peligro de extinción), claves para la polinización de las plantas.

Por otro lado tampoco se usan los plaguicidas. Así pues se usan otros sistemas y técnicas de cultivo:

  • Se realizan rotaciones de cultivo. Se van cambiando las especies según las necesidades nutritivas, para aprovechar mejor el terreno. Así se rentabiliza el espacio, el agua y los nutrientes. Gracias a las rotaciones se consigue disminuir las plagas, aparecen menos malas hierbas inservibles y en consecuencia aumenta la producción.
  • Se utilizan lombrices y microorganismos para mejorar la salud del suelo.
  • Mayor desarrollo de la fertilización orgánica: El suelo se nutre de forma natural, utilizando material orgánico como por ejemplo: algas marinas, compost, residuos orgánicos, estiércol, humus de lombriz, etc.
  • Se promueve el uso de plantas más resistentes mejor adaptadas al medio. Muchas veces para ello se usan plantas locales.

La agricultura ecológica es todo un mundo, y está en auge. Cada vez está más presente en nuestra vida cotidiana. Nosotros añadimos nuestro granito de arena promoviendo el autocultivo de alimentos de forma sostenibles y ecológica. Porque somos conscientes de la importancia de nuestra alimentación y nos gusta disfrutar.

1 comentario

  • Hola: una información muy interesante para erradicar esa asociación popular de comida ecológica con épocas primitivas… Todo lo eco está empezando a valorarse y me alegro mucho que se pongan en marcha proyectos como el de Resetea. Saludos

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *