Home / Consejos / 4 curiosidades sobre las setas

4 curiosidades sobre las setas

Cesta de mimbre para setas

 

 

 

Nuestras amigas las setas esconden muchos secretos y, por cada uno de ellos, otras mil alegrías. Eso es lo que nos gusta de cultivar setas, nos hace disfrutar y mejorar nuestra dieta enseñándonos, día a día, todos sus secretos. Desde la seta más sencilla, como la seta ostra, a otras más exóticas todas ellas comparten muchos rasgos comunes y curiosidades. Hoy te contaremos cuatro curiosidades sobre las setas.

 

Si quieres saber cuatro curiosidades sobre las setas, sigue leyendo.

 

Esporas de seta

 

1.- ¿Sabes realmente qué son las setas? En todo caso, que sepas que las setas no son una planta y tampoco un animal. Son un hongo. Los hongos forman su propio reino dentro de los seres vivos y existe una gran diversidad de especies, entre ellos las setas.

 

Existen hongos de todo tipo. Desde las setas comunes que comemos y podemos encontrar en todos los supermercados para cocinar, hasta toda clase de hongos alimenticios como todos los que se utilizan para fermentaciones, levaduras, etc. También existen en nuestro propio organismo con sus propias funciones biológicas. No todos son buenos y algunos son perjudiciales para la salud.

 

Setas del bosque

 

2.- La seta es un poco como la flor. Es la parte del hongo que se encarga de la reproducción. En las setas están las esporas que servirán para que esta se expanda y reproduzca a través del viento o animales que la transporten. Por esta razón, cuando se recogen setas, se utilizan cestas mimbre.

 

Gracias a la cesta, al mismo tiempo que vas recogiendo más setas y caminando por el bosque, repartes las esporas sin darte cuenta. De esta forma contribuyes a que, año tras año, crezcan nuevas setas y todos podamos volver a disfrutar de ellas. Es este caso, caminar, es sembrar. Por ello y por disfrutar del bosque, ir a buscar setas, es también una práctica muy aconsejable.

 

 

receta de setas

 

 

3.-  A pesar de que existen muchísimos tipos diferentes de setas, solo una parte muy pequeñita de todas ellas son comestibles. Solo un minimísimo porcentaje, el 0,001%, de las setas se pueden comer.

 

4.- Las setas puedes cultivarlas tú mismo. El autocultivo está cada vez más extendido. Cultivar setas es muy sencillo y aporta un alimento fresco a tu dieta habitual. Comer productos frescos es muy importante para tu salud. Además, su rico sabor es incomparable. Por si fuera poco, el autocultivo es muy beneficioso para la sostenibilidad de nuestro medioambiente, contribuyendo a evitar la sobrexplotación de recursos alimenticios. Desde Resetea contribuimos a reducir la cantidad de desechos de café, dándoles un nuevo uso en nuestro kit de autocultivo de setas ostra.

 

 

La base de una buena salud es la buena alimentación, ¡disfruta de las setas!

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *