Home / Consejos / La huella turística, consejos para este verano

La huella turística, consejos para este verano

casa de vacaciones para este verano

 

Ya estamos en pleno verano disfrutando de los placeres propios de la estación estival: playa, tardes de verano, buenas comidas, largos paseos por la costa o la montaña, salidas y excursiones a hermosos paisajes, visitas a paraísos naturales, etc.

Todo esto es maravilloso y esta genial. Viajar y conocer la diversidad que nos rodea, ¡qué aventura! Sobre todo cuando consigues llegar a esos sitios a los que nunca pudiste ir y llevas años deseando conocer. Porque no es fácil, porque están lejos, porque tuviste que ahorrar varios años para poder ir, por eso un viaje y las vacaciones de verano son tan importantes. Por eso,  desde Resetea, te deseamos un muy feliz verano. Eso es lo hermoso del verano, en tus vacaciones se cumplirán muchos de tus sueños.

Como sabemos lo importante que es esto para ti hoy te daremos unos consejos para que tus viajes sean más sostenibles y te explicaremos qué es eso de la huella turística.

Descansar en la playa

¿Qué es la huella turística?

El turismo es, hoy en día, una industria en auge muy potente que genera mucha riqueza económica. Sin embargo puede tener su contrapartida negativa, como por ejemplo, la huella turística. Este término hace referencia a el rastro o, mejor dicho, las consecuencias que se producen en un lugar por la visitas de los turistas o el desarrollo de la industria turística en el lugar. Dicho de otra forma, la huella turística hace referencia al impacto que generas cuando viajas a un determinado lugar.

Aquí es donde entra en juego un término que desde Resetea nos importa mucho, tanto como filosofía de vida como para el autocultivo de setas o hierbas aromáticas, la sostenibilidad.

 

Planificar tu viaje sostenible

Cómo evitar la huella turística

El uso poco racional del turismo puede provocar una sobre explotación de los recursos naturales y del patrimonio natural.

Existen un montón de maneras de reducir la huella turística que dejamos a nuestro paso. Lo primero y más importante es evitar los destinos que sepamos que están saturados y produzcan un impacto negativo en el territorio y medio ambiente. Lo sabemos, a veces es imposible acabar en Benidorm, pero si puedes, evítalo. Otro forma de viajar muy perjudicial para el medioambiente son los cruceros, contaminan muchísimo y producen un impacto directo muy fuerte en el entorno.

Intenta buscar un alojamiento sostenible, donde se preocupen porque el hotel u hostel sea ecofriendly. Además cuidado con los alojamientos masificados en lugares turísticos en donde los alquileres de habitaciones más baratas están aumentando el precio de los alquileres y la especulación urbanística.

Aunque el avión es inevitable úsalo de la forma más racional posible y sólo si es estrictamente necesario. Produce muchas emisiones de CO2 y contamina muchísimo. Procura viajar con otros medios y compartir transporte todo lo que puedas.

Y ya sabes, si te gusta la naturaleza, respétala. No te lleves nada de los paraísos naturales que visites, ni dejes desechos a tu paso. Aunque te parezca maravillosa la fauna y flora que ves, no te la lleves a tu casa. Y, por supuesto, ¡nada de intercambiar especies de un lugar a otro! Deja cada cosa en sus sito.

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *