Home / Consejos / Aspectos básicos para hacer tu propia huerta

Aspectos básicos para hacer tu propia huerta

Rabanos recien cogidos

 

 

 

Por casualidad no estarás pensando en montar tu propia huerta, ¿verdad?

Si te interesa el autocultivo y la horticultura, este post te interesa. Hoy vamos a hablarte de algunos aspectos básicos para que te dejes llevar por tu pasión, la horticultura (urbana o no). De esta forma, aprenderás todavía más sobre cómo plantar y cultivar tus propios alimentos.

 

Una vez que se empieza en esto de tener tu propia huerta, no hay marcha atrás. Poco a poco querrás más, aumentando tu interés por este maravilloso mundo del autocultivo, tan ecológico y sostenible. Anímate y realiza tu propia producción y autocultivo de plantas y alimentos comestibles.

 

Huerta de verduras

 

Buscar el sustrato

 

Si vas a hacer un huerto tradicional con tierra en el suelo, cajoneras o jardineras es vital que la tierra tenga una buena calidad. Para ello, tienes que cerciorarte que está bien humedecida. Cuando esté apta para el cultivo te darás cuenta por su color oscuro, además es importante que esté suelta sin hacer terrones ni sólidos de tierra seca. Si no tienes una buena tierra tendrás que comprarla o enriquecerla con compost para su óptima utilización.

 

¿Cada cuánto debo regar mi huerto?

 

Es importante que donde tengas tu huerto exista una fuente de agua próxima. Aunque vivas en un lugar húmedo, el huerto es importante regarlo bien. El riego varía según época del año, climatología y lugar. Sin embargo, a grandes rasgos, tu cultivo debes regarlo dos o tres veces por semana durante la estación de invierno y otoño. Durante el verano y primavera, posiblemente, debido al aumento de temperaturas deberás aumentar la periodicidad, regándolo diariamente. Siempre y cuando, no te coincida un verano muy lluvioso…

 

Tomates de huerta propia

¿Dónde hacer mi huerta?

 

Tener una huerta conlleva su trabajo. Si no puedes ir a tu huerta prácticamente a diario porque está lejos, igual la solución es crear un huerto urbano en tu casa con unas macetas. Así ganarás tiempo y economizarás esfuerzos. Aunque, estrictamente, un huerto no necesite un cuidado diario, es probable que, si no lo ves durante dos días o tres, surjan problemas que luego se agravan y echan por tierra muchas horas de dedicación y trabajo.

 

¿Qué puedo cultivar?

 

Nuestro consejo es que cultives lo que más te guste, es la mejor forma de motivarse. De esta manera, además de saciar tus gustos culinarios, todo el proceso de cultivo será mucho más enriquecedor. Piensa en productos de temporada que te rechiflen y siémbralos.  Así, irás cambiando de dieta según estación, cosa muy recomendable, y aprenderás más sobre qué y cómo es lo que te llevas al plato. Ya sabes, “de lo que se come, se cría”.

 

Así pues, anota tus verduras favoritas en tu cuaderno de horticultor y ¡a por ellas!

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *